El conglomerado energético de los 22 magnates


El club de los empresarios más ricos del mundo -como Bill Gates, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg o Jack Ma- está invirtiendo en startups que desarrollan nuevas tecnologías para almacenar energía limpia, uno de los grandes desafíos que la humanidad no ha logrado resolver a un costo competitivo. Es un negocio que no les reportará ganancias inmediatas, pero que, en el largo plazo, podría no solo ser inmensamente rentable, sino, además, revolucionar la industria energética y los efectos que generan las emisiones contaminantes.

El clásico ejemplo es el de los paneles solares. Son muy eficientes cuando están expuestos al sol, pero hasta ahora, sigue siendo una incógnita cómo guardar y distribuir a gran escala esa energía limpia para que esté disponible en cualquier momento. Pero la coalición, cuyo nombre es Breakthrough Energy Coalition (BEV), y se denomina a si mismo como un «exclusivo grupo» (unique group), va mucho más allá del almacenamiento energético, que es apenas una de las líneas de negocio que se conocen públicamente.

Liderada por el cofundador de Microsoft, Bill Gates, este grupo está formado por inversionistas privados, bancos y corporaciones multinacionales, 22 magnates forman parte del club, para hacerse una idea de los intereses comprometidos. Entre ellos: el fundador de Virgin, Richard Branson; el fundador de Amazon, Jeff Bezos; el director ejecutivo de Alibaba, Jack Ma; el presidente de Soros Fund, George Soros y el cofundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, entre muchos otros.

«A mediados de este siglo, el mundo usará el doble de energía que requiere actualmente», escribió Gates en su blog, cuando recién se fundó la coalición a fines de 2016. «Necesitamos un modelo diferente para invertir en buenas ideas que vayan del laboratorio al mercado».

A pesar del secretismo que ha rodeado el plan de inversiones del fondo creado por el grupo de multimillonarios, hace pocas semanas la prensa estadounidense reveló el nombre de las primeras dos startups que habrían conseguido fondos de la coalición: Form Energy y Quidnet Energy, ambas dedicadas al almacenamiento energético.

Una Startup es una empresa de nueva creación que comercializa productos y/o servicios a través del uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s), con un modelo de negocio escalable el cual le permite un crecimiento rápido y sostenido en el tiempo. Este fuerte componente tecnológico les permite poder escalar su negocio de forma ágil y rápida, y con una necesidad de capital inferior a las empresas tradicionales.

Form Energy se dedica a crear baterías de bajo costo y larga duración. «Nuestro objetivo es almacenar energía por semanas, meses y quizás más tiempo, a una fracción del costo de las actuales tecnologías», dijo el director ejecutivo de la empresa, Ted Wiley.

La otra firma, Quidnet Energy, desarrolla sistemas a presión que bombean agua hacia pozos con rocas de esquisto para generar electricidad. El objetivo declarado de la coalición es invertir exclusivamente en firmas que sean capaces de disminuir las emisiones contaminantes en al menos 500 millones de toneladas métricas anuales.

Fuente: BBC y https://economiatic.com/