La globalización y el destino de la Argentina


Marcelo Gullo

No se puede pensar Argentina sin pensar el mundo. Es imposible. Nuestra política es una política provincial, la gran política es la política internacional. Querer pensar la política argentina sin pensar la política del mundo -con todo respeto lo digo- es como querer pensar solamente la política de Catamarca tratando de entenderla sin entender que Catamarca está dentro de Argentina, es imposible. Por lo tanto, la gran política es la política internacional. Pensar la Argentina quiere decir como primera condición pensar el mundo, es decir, entender qué es lo que pasa en el mundo para después entender cuáles son las repercusiones de lo que pasa en el mundo en Argentina. Y cómo se puede actuar ante las cosas que pasan en el mundo. 

Cuando hablamos de la geopolítica del Coronavirus, hay tres posturas que podemos sintetizar: la postura de aquellos que dicen que la crisis del Coronavirus implica el fin de la globalización -muy claramente expresada por Aleksandr Dugin. Hay una segunda postura que dice que en realidad no es el fin de la globalización, sino la profundización de los aspectos negativos de la globalización. Y una tercera postura que dice que esta crisis en términos estructurales estrictamente no significa nada.

Bueno, yo creo que antes de enrolarse en alguna de estas posturas, acá hay una confusión conceptual muy profunda -una confusión conceptual muy profunda. Por eso tenemos que aclarar para ver si es el fin de la globalización, si es que es la profundización de la globalización en sus aspectos negativos, o si es una crisis que no afecta estructuralmente en nada. Tenemos que entender primero qué es la globalización, en realidad mal llamada globalización, y ahora voy a explicar el porqué: la humanidad en términos mega históricos ha vivido dos grandes procesos: el proceso de dispersión, y el proceso de reunificación en marcha en el cual nosotros nos encontramos en este momento, el proceso de camino hacia el universalismo -de camino hacia el universalismo.

El primer proceso de dispersión comenzó cuando los primeros seres humanos comenzaron desde un punto de la tierra -que no sabemos exactamente cuál es, se discute si fue Etiopía o si fue otro punto de la tierra- los comenzaron a expandirse, a caminar y a poblar la tierra. Eso fue un proceso de miles y miles de años, caminando y poblando la tierra. Y separándose unos de otros y constituyendo distintos pueblos. En ese proceso de dispersión, es cuando se producen las glaciaciones, el agua del mar se congela, entonces reduce su volumen y se forma un puente de tierra entre el Asia y América, y por ese puente de tierra entre el Asia y América -en Alaska, el Estrecho de Bering- caminan entrando a América en un proceso que duró miles de años, desde el Asia -es un pueblo originario del Asia- entró caminando a América y llegó caminando a Tierra del Fuego, y ahí podemos decir que se completa el proceso de dispersión de la humanidad. 

Pero las aguas vuelven a la normalidad, el hielo se derrite y América queda aislada del resto de los continentes. 

Y entonces podemos decir que ese proceso de dispersión de la humanidad (siempre cuando ponemos una fecha histórica, es una fecha simbólica) ese proceso histórico de dispersión de la humanidad comienza a terminar el 12 de octubre de 1492. 

Y el 12 de octubre de 1492 se inicia un nuevo proceso, es el comienzo del proceso de reunificación. El proceso de caminar muy lentamente hacia el universalismo que fue mal llamado proceso de globalización, pero -bueno- aceptemos el término de globalización -por el momento- y digamos que ahí se inicia el primer proceso de globalización.

Ese proceso de globalización tiene un elemento característico que es lo que posibilita ese proceso de globalización que son las carabelas. Para nosotros las carabelas no quieren decir nada -un evento histórico, las carabelas eran como el APOLO I como los viajes espaciales que le permitieron al hombre poner el pie en la luna. Hasta ese momento se había navegado el Mediterráneo con galeras, la galera era muy útil para navegar el Mediterráneo porque el Mediterráneo es un gran lago a comparación del Atlántico.Era mucho más útil una de estas galeras que cualquier otra cosa porque podía moverse con viento o con remo. 

Los chinos, el imperio chino había elaborado barcos de juncos, los barcos de juncos para atravesar una gran distancia…el Atlántico es bien difícil. 

Pero este invento ibérico de las carabelas, este invento ibérico que revoluciona el mundo permite el inicio del primer proceso de globalización.

Algo que permite almacenar agua y comida para una gran distancia, y que no se sabe cuánto es. ¡Hay que imaginarse esto, porque esto es de una importancia gigantesca! Nunca el hombre en la historia de la humanidad tuvo tanto coraje, como esos que se lanzaban al mar sin saber cuánto tiempo iba a tardar esa travesía ni qué iba a encontrar. 

Y este primer proceso está caracterizado por la carabela.Y, por un elemento tecnológico más: la imprenta que da origen al libro. Es carabela e imprenta, porque con la imprenta por primera vez existe la posibilidad de la difusión del pensamiento como antes no había existido nunca. Ya no se trata de escribir un libro a mano, ahora se puede publicar un libro, va a una imprenta. 

Eso es una revolución, la revolución de la imprenta y la revolución de las carabelas. Y esa primera etapa de la globalización que se inicia el 12 de octubre está encabezada por Castilla, por España y Portugal. Pero fundamentalmente por Castilla, segundones en ese primer proceso de globalización van a ser Inglaterra y Francia. Y la característica de ese primer proceso de globalización es una característica católica. Es decir que España no va de ninguna manera a buscar solamente la conquista de un territorio como si fuese un botín, sino que tiene una idea que quiere llevar al mundo. Es decir, España es un imperio, mientras que Inglaterra fue siempre un imperialismo.

¿Cuál es la característica del imperio que hay que diferenciarlo siempre del imperialismo?, la característica del imperio es que es portador de una idea de justicia. En un principio la conquista imperial tiene las mismas características de una conquista imperialista: hay un hecho de violencia, pero luego de producido eso -cuando hay imperio- se da el intento de conformar una sociedad nueva.Eso se caracteriza fundamentalmente por el mestizaje, el mestizaje biológico y el mestizaje cultural porque se tiene en la cabeza que se va a aportar una idea de justicia superadora. 

Como bien han entendido pensadores marxistas como Mariátegui -tan poco leído y tan nombrado- la conquista de América no es otra cosa que la continuación de Las Cruzadas, es decir, el aportar una idea cristiana, es un imperio católico.

En ese primer momento ese imperio católico -España- se va a encontrar en guerra contra el imperialismo británico. El imperialismo británico es el portavoz, es el estandarte de lo que ha acontecido en Europa que es la separación religiosa, entre católicos y protestantes. Cuando España llega a América todavía hay una unidad religiosa, la unidad religiosa se rompe después con Lutero. En cuanto a Inglaterra, llamo la atención a esto: es la única provincia romana que se pasa de bando. Si uno analiza la fractura religiosa en Europa va a ver que todos los países que integraron el imperio romano se mantuvieron fieles a la iglesia católica. 

Y los países que se pasan de bando al protestantismo son aquellos que fundamentalmente que habían sido cristianizados después de la caída del Imperio Romano, incluso las partes de Alemania que se mantienen católicas son las que estaban cercanas al imperio. Es decir, el sur de Alemania, Polonia, la frontera con el Rin. Y la única provincia romana que se pasa de bando es Inglaterra.Después de haber sostenido la fe católica. 

Inglaterra se pasa de bando porque ahí hay una decisión de la nobleza inglesa de apropiarse de las tierras de la Iglesia que era la mayoría de las tierras de Inglaterra. 

La nobleza se apropia de las tierras de la Iglesia, es una expropiación de tierras gigantesca como jamás se conoció en la historia de la humanidad. La Iglesia alquilaba estas tierras -casi por nada- vivía una gran masa de campesinos en estas tierras que tenían su economía de subsistencia que lograban niveles aceptables de vida, pero a los nuevos propietarios no les interesa la agricultura, lo que les interesa es la ganadería, la lana, les interesa la lana. 

Producir ovejas para lo que después va a ser para lo que después va a ser la industria textil británica. Y, por lo tanto, para producir ovejas sobra la gente que está en el campo. Esa gente que está en el campo va a ser expulsada a las ciudades, y después va a ser la mano de obra barata de la revolución industrial, del industrialismo británico. 

En esta primera etapa de la globalización tenemos claramente una dialéctica que es una dialéctica, la dialéctica del imperio. La contradicción principal es el imperio español contra el imperio anglosajón que para justificarse a sí mismo ha creado una iglesia nacional que si bien en los sectores bajos de la iglesia los curas de base se mantienen formalmente prácticamente católicos, hacen el mismo rito de antes, sin embargo, en la jerarquía hay una ruptura donde se toma el calvinismo. 

El calvinismo es la justificación de las riquezas obtenidas, porque el calvinismo va a sostener aquello que estaba presente en Lutero, pero Lutero no lo dice, Calvino lo exagera: la riqueza es un signo de predestinación. Entonces si el pueblo británico es rico, eso es un signo de predestinación, es el nuevo pueblo elegido por Dios. Y yo que soy rico entonces eso es un signo de que Dios me ha destinado al paraíso. Entonces ya no son los pobres los que se salvan, sino los que se salvan son los ricos. Pero esta es la justificación que ha adoptado la nobleza inglesa para justificar que ahora se ha hecho de una riqueza incalculable, y que ahora esa nobleza inglesa va a ser también dueña de las fábricas y va a explotar a los hombres diciendo que esto no tiene ninguna importancia porque el hombre se salva por la fe, como decía Lutero, pero, además, la riqueza es un signo de predestinación. Y entonces el principal escollo que encuentra Inglaterra para el desarrollo de su industrialización, de su idea de su hegemonía en el mundo se llama España.

Esta primera etapa de la globalización se termina. Comienza la segunda etapa de globalización podemos decir en 1705. A partir de esa fecha hay dos nuevos elementos tecnológicos que hacen que este proceso de globalización, en realidad de reunificación de la humanidad, es decir, de camino hacia el universalismo se acelera. Atención, decimos camino hacia el universalismo. Ese universalismo puede tener varias formas. Puede tener una forma justa o una forma injusta. La forma de imperio o la forma de imperialismo.

Se acelera con tres grandes descubrimientos tecnológicos. El primero fue la carabela y la imprenta ahora vamos a asistir al barco a vapor, la locomotora -el tren- y el telégrafo. Porque el proceso de reunificación tiene que ver con la categoría de tiempo y con la categoría de espacio, lo que hacen los distintos elementos tecnológicos es reducir el tiempo, el espacio sigue siendo el mismo. Pero yo recorro ese espacio en un tiempo distinto, se acelera el tiempo, en realidad lo que hago es achicar el espacio por la velocidad que le imprimo.

Porque el proceso de reunificación tiene que ver con la categoría de tiempo y la categoría de espacio. Entonces parece que se acelera el tiempo.

Si en la etapa de la globalización -comandada por Inglaterra- estamos en la etapa de las nacionalidades, en la tercera etapa de la globalización que nosotros deberíamos llamarle de universalización, esa tercera etapa comandada por los Estados Unidos, ahí se abre la etapa de los continentalismos: de los estados continentes por eso esa tercera etapa de la globalización se van a enfrentar para ver quién la comanda.